Rodri y Gonzalo, presente y futuro mirobrigense en la portería del Club Deportivo Salmantino

EL DIGITAL DE SALAMANCA | 24-02-2015
Rodri y Gonzalo, presente y futuro en la portería del Salmantino.

Uno es el portero de mayor edad del club blanquinegro. El otro, el más pequeño. El primero juega en el Tercera División y fue internacional sub-18 junto a Thiago, Bartra o Tello. El segundo es el portero menos goleado de su categoría. Ambos se conocieron el pasado verano en un campus en Ciudad Rodrigo y a los dos les corre sangre mirobrigense por sus venas.
Ellos son Rodri y Gonzalo, los porteros del primer equipo del Salmantino y del Benjamín, respectivamente, y entre ellos surgió una amistad especial el pasado verano. “Algunos días estaba entrenando y Gonzalo iba a vernos. Me enteré que estaba en el campus y entre la invitación de Aritz Marcos y que quería ir a ver cómo entrenaba, nos acabamos conociendo”, explica Rodri, que fue profesor de Gonzalo una de las mañanas en el campus.
El portero del primer equipo del Salmantino recuerda cómo llegó a ser portero: “Fue por casualidad. Mis amigos jugaban al fútbol, aunque yo no me fijaba mucho, me gustaban más los toros”, recalca, aunque añade “al final empecé a jugar de portero y hasta hoy”.
En el caso de Rodri, eso ocurrió a los diez años, mientras que Gonzalo, a sus 8 años, va a cumplir su segunda temporada vistiendo la camiseta del Salmantino. Preguntado por los motivos que le llevaron a colocarse bajo palos, Gonzalo responde con la sinceridad de aquellos locos bajitos: “Me dieron ganas de ser portero de pequeño… y aquí sigo”.
Echando la vista atrás, Rodri narra lo que más recuerda de aquellos primeros años: “Entrenaba mucho. Me quedaba a entrenar con todos los equipos de mi pueblo, hasta que se hacía de noche, porque me gustaba mucho”, una frase, esta última, que pronuncia Gonzalo poco después en presente: “Me lo paso bien de portero” añade el benjamín, respondiendo con tranquilidad, aunque sin dejar de juguetear con el balón que tiene en las manos.
Para Gonzalo, Rodri es un espejo en el que fijarse, un referente al que seguir. Por eso, el portero del Tercera División aprovecha para darle unos consejos: “Nunca dejes de lado los estudios, tienen que ser lo primero. Tienes que ser buen compañero, trabajador, humilde y dispuesto aprender de gente como Ángel Lozano y tus entrenadores”.
“Gracias, y a seguir mejorando” responde Gonzalo, que escuchaba atento el consejo de Rodri. Éste lo tiene claro, “en el campo hay que ser uno mismo, cada día afróntalo con ilusión”, afirma, y no se olvida de Manolo Colino (su entrenador desde los 10 años y con el que sigue ejercitándose durante las vacaciones), ni de Javier Mesonero y Ángel Lozano: “Es un privilegio volver a entrenar con él (por Ángel Lozano), ambos sacan el 100% de mí y hacen que mejore cada día”.
En ese sentido, Rodri señala que “se nota mucho cuando empiezas desde pequeño y tienes buenos entrenadores de porteros, porque a esas edades los niños son unas esponjas”, mientras que Gonzalo destaca de los consejos de Ángel Lozano la “concentración y la atención” que le exige en cada ejercicio.
El pequeño portero tiene claro cuál es su ídolo, “Iker Casillas”, aunque también destaca a Courtois, ¿será porque a él lo apodan como al portero del Chelsea?
Lo que está claro es que la portería del Salmantino está segura en sus manos, porque a ambos les queda mucha guerra por dar y muchos goles que evitar.

P.G.

Comentarios