Gran gesto humano y deportivo del árbitro y el Carbajosa con Daniel Marcos

EL DIGITAL DE SALAMANCA | 12-10-2015

Menos mal que en el fútbol base aún quedan gestos humanos y deportivos que tapan los insultos, las broncas y el 'mal rollo' que, desgraciadamente, se dan cada temporada en nuestros campos con mayor asiduidad de la deseada. Daniel Ignacio Marcos Fuentes, que padece la enfermedad del ELA, dejó el pasado sábado un poso imborrable de humanidad, de lucha y de pasión por la vida y por el deporte. Fue a ver por primera vez a su sobrino Asier, que juega en el equipo alevín B del Carbajosa, y tanto el colegiado del encuentro, Jorge Lorenzo Torres, como el club carbajonense, se volcaron con él para que pudiera ver el partido a pie de campo. Daniel Ignacio necesita moverse con una silla de ruedas y el árbitro no puso ningún inconveniente para que siguiera las evoluciones del equipo de su sobrino desde un lateral del campo. Y, además, Asier tuvo la ocasión de brindarle los tres goles que marcó durante el partido que enfrentó al Carbajosa ante el Villares de la Reina. 
Una nueva lección, de mostrar a los más jóvenes que por encima del resultado, está el deporte como estilo de vida y de una persona como Daniel Ignacio que sabedor de su grave enfermedad aportó su granito de arena para que el deporte sea amistad y no enfrentamiento.

Asier, sobrino de Daniel, le dedica un gol a su tío.

Comentarios