Experiencia inolvidable del equipo Regional Cadete del Salmantino frente al Real Madrid

EL DIGITAL DE SALAMANCA | 5-01-2015

Día precioso en Valdebebas para disfrutar de una experiencia inolvidable tanto para los jugadores del Regional Cadete del Salmantino como para sus familiares. Setenta y dos personas acompañaron al Salmantino en su partido contra el Real Madrid. Comenzó el encuentro y el equipo de Armando estaba muy bien plantado en el campo, con buenas triangulaciones y jugadas de mucho mérito teniendo en cuenta el rival que tenían enfrente.  Antes del descanso, el Salmantino se adelantó en el marcador en una jugada precisa por la banda izquierda que remata Sánchez dentro de la portería.
El Real Madrid cambia todo el equipo (son 25 en la plantilla) y el Salmantino hace un par de sustituciones. En una jugada de mala suerte un jugador del Real Madrid cayéndose y con el talón introduce el balón dentro de la portería.A partir de ese momento el equipo charro iba aguantando el tirón de unos jugadores frescos que achuchaban continuamente.
Y a falta de 20 minutos comenzaron a llegar los goles para terminar con el definitivo  5-1
De cualquier forma, los cadetes del Salmantino dejaron una sensación muy buena. No renunciaron a jugar el balón en ningún momento y todos los chicos disfrutaron en el campo de una mañana inolvidable.

BINU
Binu, compañero y amigo de muchos de los jugadores del Salmantino tuvo un gran detalle, comentado incluso por padres del Real Madrid. Estuvo esperando la llegada del autobús del Salmantino para dar la bienvenida a sus amigos de Salamanca.
Tras comer en las mismas instalaciones de Valdebebas, la expedición del Salmantino se trasladó hasta el Paseo de la Castellana para vivir el Tour del Bernabéu, un viaje a las entrañas del club blanco que les llevó a visitar el museo madridista, los vestuarios, el banquillo, la sala de prensa y tuvieron la oportunidad de disfrutar de una vista panorámica del estadio blanco.
Para muchos era la primera vez que entraban en el Santiago Bernabéu, por lo que apenas podían disimular la impresión que les causaba ver las intimidades de uno de los clubes más grandes del mundo.

A.S. / P.G.

Comentarios