Perico, presidente del CD Ribert: "Nuestro objetivo es volver a ser un club respetado y querido"

(Noticia patrocinada por gentileza de TELEPIZZA, EL CORTE INGLÉS, FRUTAS HERRERO PÉREZ, ARA HOMBRE Y UNIFORM http://angoso.es/  http://www.arahombre.es/ www.frutasherreroperez.es www.telepizza.es/  www.elcorteingles.es/). Pedro Luis Hernández Fraile, 'Perico', ha aceptado el reto de presidir al CD Ribert en su vuelta a la competición después de 15 años. El ex de la UD Salamanca pasó la recta final de su carrera futbolística en el Ribert, tanto como jugador como posteriormente como entrenador. 
Después de casi 15 años que el RCD Ribert cesó la actividad deportiva, ¿cómo surgió la idea de volver a la competición?
La idea surgió tras la celebración del 25 aniversario de jugar el 'play off' a Segunda B y gracias al impulso dado por Juanfran, que llevaba con esta idea desde hace muchos años.
¿Cómo ha sido acogido el regreso del CD Ribert a la competición federada de fútbol?
Se ha acogido con mucha ilusión por parte de todo el mundo porque el Ribert era un club muy querido en Salamanca y han pasado por sus filas muchos jugadores que mantienen un recuerdo imborrable.
Usted es uno de los históricos del club como jugador. Sus antiguos compañeros le han elegido presidente. ¿Cuáles son los retos u objetivos del renacido club salmantino?
Aunque puede decirse que soy jugador de la UD Salamanca, ya que estuve ahí desde los 12 a los 22 años, los últimos cuatro años de jugador estuve en el Ribert y fui muy feliz. Después estuve de entrenador otros tantos años en distintas categorías y ahora me toca esta nueva faceta que afronto con ganas e ilusión. Los objetivos son volver a ser un club respetado y querido por todos.
¿Cuál es la filosofía del club tanto en el aspecto deportivo como en el humano? ¿Qué pretenden transmitir?
En el aspecto deportivo queremos tener equipos de niños la próxima temporada, pero estamos a expensas de que haya campos disponibles. Si al final lo logramos, la filosofía es que los niños aprendan, se diviertan y creen entre ellos unos vínculos de amistad que perduren tal como nos pasó a nosotros en el RCD Ribert.
Por otro lado, consideramos que los niños han de pagar atendiendo al gasto que tenga el equipo en el que juegan. Un alevín o un infantil provincial no puede pagar más de 150 euros. Todo lo que pague de más va para gastos ajenos a su equipo y en nuestro club no va a pasar. Los niños no van a ser los que financien al primer equipo o a otros equipos del club que juegan ligas regionales. Otros clubes lo hacen y respetamos su forma de hacer las cosas, pero nosotros lo haremos de esta otra manera. 
¿Qué recuerdos tiene de aquel RCD Ribert que llegó incluso a jugar una fase de ascenso a Segunda B en los años 90?
Los recuerdos son buenísimos. En aquel campo de tierra en semipenumbra con esos vestuarios construidos en un la piedra como una cueva. Esa alegría que teníamos todos y esos grandes resultados fruto del compañerismo y amistad que teníamos. No lo podré olvidar nunca. La fase de ascenso a Segunda B fue una gran proeza que a punto estuvimos de culminar, pero nos faltó suerte.
En este regreso a la competición del CD Ribert, ¿se han marcado alguna meta? ¿Han puesto un techo?
La meta es la de ser competitivos e intentar estar con el grupo de cabeza, pero sin ninguna exigencia. Si con el tiempo hay posibilidades de ascender a Regional afrontaríamos el reto, pero en principio no nos lo planteamos. 
¿Cuántas personas de la familia del RCD Ribert se han ofrecido para echar una mano en el arranque del proyecto?
Muchas. Son muchos los exjugadores y antiguos aficionados del Ribert que están colaborando en todos los sentidos para sacar el club adelante. La acogida ha sido asombrosa y creo que irá a más en cuanto empecemos a competir.
 Como presidente del club, ¿cómo ve el panorama del fútbol salmantino tanto en la categoría sénior como en la cantera?
El fútbol salmantino está necesitado de un equipo profesional que sea referente en la ciudad. El hecho de que el Salmantino UDS y Unionistas quieran ser referentes cada uno por su lado lo hace más difícil. Si se unieran sería más fácil  llegar a la élite, pero parece que es un imposible. Tan sólo desear que ambos lleguen a la élite, pero en una ciudad tan pequeña me parece que va a ser muy complicado. De todas formas, me gustaría que los dos ascendiesen a Segunda B. 
En cuanto a la cantera, hay unos cuantos chicos que han fichado por equipos de Primera que van bien encaminados y esperemos que lleguen a ser profesionales. En cuanto al resto, todos los clubes están trabajando muy bien con los chicos, con entrenadores titulados en su mayoría y los no titulados con mucha ilusión. Lo que menos me gusta es que en edades muy tempranas se anda con fichajes y tonterías que desequilibran mucho las competiciones. Hay cinco o seis equipos por categoría que acaparan a todos los jugadores que van destacando y originan esas desigualdades que no benefician a nadie. Además crean en los niños y en los padres unas falsas expectativas que son contraproducentes. Los niños tienen que divertirse y aprender. No anteponer el competir y los resultados a la diversión y el aprendizaje.

IOG

Comentarios