Motivación vs Táctica

Fernando Castaño | 26-09-2013
Imagen de Fernando Castaño

“El éxito no es el resultado de una combustión espontánea. Tú tienes que encenderte primero” (Fred Shero, jugador de Hockey Canadiense). Siempre me he preguntado cuando un partido está igualado en calidad futbolística, en juego, en táctica, en concentración, ¿qué es lo que marca la diferencia en el resultado?
Fred con esta frase deja bien claro que la motivación es parte del éxito, de hecho, creo que es de las primeras cosas que un futbolista debe de poseer y ser influenciado por su cuerpo técnico. Muchos equipos, los más modestos de cada una de las ligas provinciales o de primera división, son inferiores técnicamente pero saben competir muy bien por su fortaleza mental y táctica. Añadir a esto que los equipos, sabiendo de sus limitaciones cada vez trabajan más la táctica y por ello es más difícil de ganarles un partido por muy equipo superior sea uno respecto al otro sobre el papel.
¿Un jugador sale al 100% cada uno de los partidos que disputa? Considero que así debería ser pues cada miembro está jugando al servicio del conjunto, pero, como ser humano que es, puede que un día no tenga la confianza, fuerza o mentalidad necesaria para disputar a tope cada uno de los balones, es entonces cuando surge la pregunta ¿Por qué cuando tu equipo no toca el balón, no le salen las jugadas, no mete goles lo achacamos muchas veces a la falta de intensidad?
La intensidad está ligada a la preparación física y a la motivación, pero ¿es quizás que tu equipo esté teniendo errores tácticos antes que motivacionales o físicos para hacerte con el balón? Cuando dos jugadores disputan un balón normalmente se lo lleva el más grande y corpulento, ley de vida, pero el rechace puede ser recogido por el otro equipo debido a una correcta colocación en segundas jugadas, a una correcta distribución del espacio, a un rigor táctico o simplemente a que esos jugadores están más concentrados y son más inteligentes que los del otro equipo. Por lo tanto achacar un mal partido de tu equipo a la falta de intensidad, sí, puede ser, pero también a una mala decisión y ejecución de tus jugadores de aspectos tácticos y técnicos también.
Si tu equipo está motivado irá intenso y si además está concentrado ejecutará lo entrenado con permiso del rival, es ahí cuando el rival toma parte del juego y se produce la disputa por el manejo del balón. Es ahí cuando la calidad técnica y táctica se sobrepone.

Comentarios