Correcciones futbolísticas

Fernando Castaño | 11-12-2011
Imagen de Fernando Castaño

Los entrenadores a la hora de dirigir los partidos actúan de maneras muy diferentes unos de otros. Este carácter viene determinado por la genética de cada uno pero también por la educación recibida desde pequeñitos al igual que si han jugado o no al fútbol en algún momento de su vida.
Los hay pasionales, impulsivos, tranquilos, relajados, temperamentales… Cada momento del juego puede hacer que se pase por los diferentes caracteres pero por norma general siempre hay una tendencia hacia una forma de ser concreta.
El entrenador es, para los jugadores jóvenes, el modelo a seguir, escuchan atentamente sus instrucciones e intentan aplicar aquello que les indicas. No sucede lo mismo con jugadores de mayor edad en donde una de las características importantísimas que hay que tener es la de “saber transmitir” para que ellos crean en ti.
La forma de actuar para corregir errores debe de ser diferente según el jugador del que se trate, dar una voz a uno puede hacer más o menos efecto que hablarle tranquilamente, eso depende de la forma de ser del futbolista en donde la personalidad es muy importante, los hay que se ponen más nerviosos si les voceas, los hay que tienes que motivar continuamente para que entrenen y jueguen como a ti te gusta, los hay que delante de los compañeros se avergüenzan si les das indicaciones y tienes que hacerlo más en privado…
La labor del instructor es muy compleja pero si hay algo importante que todo entrenador debe de tener en cuenta es la de corregir de forma correcta a sus jugadores, actuar de igual forma con todos los futbolistas será contraproducente.
Esto tan complejo debe de ser tenido en cuenta y estudiado por los entrenadores, conocer bien a su plantilla y saber cómo hablarles para intentar transmitir lo máximo.

Comentarios